Recomienda IMSS atención ante cualquier síntoma de hepatitis C

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcalallama a sus derechohabientes a que inmediatamente de haber detectó alguno de los siguientes síntomas, programe cita médica con su médico familiar.

Si está teniendo hemorragias con facilidad, aparecen hematomas, se fatiga, no tiene apetito, orina de color oscuro, tiene picazón en la piel, el abdomen se siente hinchado y su piel y ojos están tomando una coloración amarilla, no debe dejar pasar más tiempo y acuda al médico.

Pudiera tratarse de hepatitis C, que es una enfermedad del hígado causada por el virus del mismo nombre (VHC). El virus puede causar hepatitis aguda o crónica, cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas y una enfermedad grave de por vida.

La hepatitis C es una importante causa de cáncer hepático.

El virus de la hepatitis C se transmite a través de la sangre. La mayoría de las infecciones se producen por compartir el uso de cepillo dental o del rastrillo para afeitar con una persona contagiada y que no lo sabe, así como por la exposición accidental a pequeñas cantidades de sangre. Ello puede ocurrir por consumo de drogas introvenosas o de uso intranasal, prácticas de inyección o de atención sanitaria poco seguras, transfusión de sangre realizadas antes de 1995 y productos sanguíneos sin analizar, así como prácticas sexuales que conllevan contacto con sangre y en los últimos años cobra mayor relevancia por la realización de tatuajes y perforaciones en sitios poco seguros.

Se estima que en el mundo hay 71 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis C.

Un número considerable de las personas con infección crónica sufrirán cirrosis o cáncer de hígado.

La OMS estimó que en 2016 murieron unas 399 mil personas debido a la hepatitis C, sobre todo por cirrosis y carcinoma hepatocelular (cáncer primario del hígado).

En la actualidad no existe ninguna vacuna contra la hepatitisC, pero los antivíricos pueden curar más del 95% de los casos de infección por el virus de la hepatitis C. El IMSS cuenta actualmente con pruebas diagnósticas y tratamiento eficaz., lo que reduce el riesgo de muerte por cáncer de hígado y cirrosis.

Por todo lo anterior, es importante atender un cuadro de hepatitis, desde el inicio y así evitar complicaciones futuras y mayores.