Promueve IMSS Tlaxcala prevención en salud bucal

Una mala salud dental provoca consecuencias como caries y enfermedades periodontales (Gingivitis, Periodontitis y Halitosis)  y puede desencadenar problemas subyacentes en el resto del organismo provocando enfermedades cardiovasculares, renales, cáncer, alzheimer y problemas digestivos, subrayó el doctor Ángel Alberto Olea Rivera, coordinador de Estomatología, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala.

El especialista indicó que los grupos más vulnerables de padecer caries o enfermedad periodontal, son los niños, los adolescentes, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas degenerativas  como: diabetes, hipertensión arterial.

Es necesario que los padres de familia inicien con la formación de hábitos de aseo buco-dental en las niñas y niños desde los seis primeros meses de edad, como una acción de prevención y protección que les ayude a evitar problemas bucales.

“La presencia de caries en los niños es un factor de riesgo para padecer infecciones respiratorias frecuentes e incluso, fiebre reumática, así como la pérdida de piezas dentales a edad temprana y sus complicaciones”, señaló el estomatólogo.

Detalló que la importancia de la prevención en salud bucal reside mantener limpias y sanas encías, dientes, lengua y boca; de esta manera, los dientes pueden cumplir su función y evitar otro tipo de complicaciones y enfermedades en el futuro.

Por otro lado, la prevención puede ayudar también en gran medida a evitar problemas que provoquen la pérdida de las piezas dentales naturales, lo cual afecta considerablemente la capacidad de triturar los alimentos y en algunos casos extremos puede afectar la fonética, ya que los sonidos y palabras no pueden pronunciarse correctamente, o provocar el movimiento de los demás dientes.

La mala salud bucal puede llegar a afectar la autoestima. Cuando hay pérdida de uno o varios dientes y éstos no son repuestos, se encuentran mal alineados, manchados, rotos, se presenta mal aliento o inflamación severa de las encías con sangrado, repercute en la seguridad de la persona influyendo negativamente en su comportamiento y en la forma de relacionarse.

“La salud buco-dental es una parte importante para garantizar la salud en general, es decir, es el principio para tener salud integral, pues el sistema estomatognático está encargado de la masticación, la salivación, y la deglución, que fisiológicamente permite alimentarnos y obtener los nutrientes necesarios,” puntualizó Olea Rivera.

Finalizó diciendo que es importante efectuar la rutina de aseo buco-dental por lo menos tres veces al día, usar hilo dental, enjuague bucal, y nunca compartir los cepillos de dientes ni guardarlos en un estuche cerrado, cambiarlos cada tres meses; si existe un proceso infeccioso de vías respiratorias como el COVID-19 o influenza, hay que desecharlo inmediatamente; además de controlar el consumo de azúcar y visitar al dentista por lo menos una vez al año.

Acudir al consultorio dental en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que te corresponde para agendar una cita  con tu carnet de citas, o realízala a través de la liga de internet  https://citamedicadigital.imss.gob.mx/, ten a la mano  tu CURP, Número de Seguridad Social (NSS) y correo electrónico personal.