¿Dulce final?

Infografía cortesía de: Mariana Segura