Sin Censura / Se buscan

Ante la crisis que existe en los sectores de la salud, de la economía y de servicios, casi todos los representantes populares han salido a dar la cara, algunos con acciones y otros, aunque sea con propuestas o demandas.

Sin embargo, a la mayoría de los diputados federales por Tlaxcala no los vemos ni sabemos qué hacen para tratar de ayudar a sus representados, si, al el pueblo sabio, al patrón, al que les dio el voto para acceder al poder que ahora disfrutan.

Como usted sabe, Tlaxcala cuenta con seis diputados federales: dos de Morena, Claudia Pérez Rodríguez y Rubén Terán Águila; dos del PAN, Adriana Dávila Fernández y Carlos Carreón Mejía y dos del PT, que son el líder estatal de esa fuerza, Silvano Garay Ulloa y su nueva adquisición, el saltimbanqui, José de la Luz Sosa Salinas.

La gran mayoría prácticamente ha desaparecido de la faz de la tierra, porque ante la crisis sanitaria, no los vemos actuar a favor de sus representados.

Por eso, se buscan a estos representantes populares que no han visitado ni han establecido acciones reales para llevar gel antibacterial, cubre bocas,  insumos, en fin, no los hemos visto apoyar a su gente.

A José de la Luz Sosa Salinas ni por equivocación se le ha visto apoyando a la gente de su distrito ni a las personas de otras partes de Tlaxcala. Quizá lo haga solo con su familia y con sus delirios, como son sus amigas, pero con el resto de la población no lo vemos por ningún lado.

Si usted amigo lector lo encuentra por ahí, mucho nos ayudaría en avisarnos y avisarle al aspirante a gobernar Tlaxcala, que el pueblo no se olvidará de él y menos, con su desaparición ante la crisis, cuando quiera volver a buscar el voto.

Del petista Garay Ulloa tampoco se le conoce acción alguna a favor de la gente de Tlaxcala en estos momentos de crisis.

De los legisladores de Morena no veo acciones concretas. Claudia Pérez solo la veo en redes sociales replicando transmisiones de misas, con videos y llamados a cuidar la salud, con recomendaciones de prevención y hasta con exhortos para que médicos especialistas se sumen a atender la emergencia sanitaria.

En lugar de analizar, reflexionar y tomar decisiones para atender la crisis que viene, se dedican a enviar mensajes religiosos.

Caso similar es el de Adriana Dávila; lo más reciente es su crítica pública al mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador; pero de ayuda, no se sabe nada.

La historia se repite en casi todos los demás.

Salvo Carlos Carreón y Rubén Terán han hecho algunas propuestas para reactivar la economía, cuidar a los sectores productivos y a los que menos tienen. Pero solo eso.

Pero ¿qué han hecho a favor de sus votantes?

Quizá, no tengo la verdad absoluta, nuestros representantes populares de la Cámara Baja del Congreso de la Unión estén haciendo más de lo que he visto, pero no lo informan y los vacíos se llenan. Informar es gobernar.

Se buscan nuestros legisladores, porque la gente los quiere ver activos.

La última vez que se supo de ellos en su accionar fue cuando aprobaron las reformas legales que les permitirá su reelección hasta por cuatro periodos consecutivos sin la necesidad de separarse del cargo para buscar el voto ciudadano.

Pero ante la crisis por el Covid-19, la gente se pregunta dónde están los representantes del pueblo. Por eso desde ahora ya, se buscan nuevos legisladores.

 

Al margen

Ayer se sumaron otros siete casos positivos de Covid-19 en Tlaxcala. Ya vamos 24 pacientes. El crecimiento de infectados es exponencial.

Por desgracia, seguimos casi en las mismas, la gente sin atender las recomendaciones; en la calle paseando, es decir, no andan trabajando, y sin cuidados mínimos necesarios.

Con su idiotez, -no puedo llamarlo de otra manera- no solo ellos se ponen en riesgo, sino que nos arriesgan a todos.

Ante todo esto, el gobernador Marco Mena anunció la disposición de 200 millones de pesos para atender la contingencia que vive Tlaxcala ante el Covid-19

Esos recursos servirán para la creación de sendos fondo de emergencia contra Covid-19, además para el Apoyo Temporal para Personas Contagiadas y un componente más del Programa Estatal “Supérate” dirigido a mujeres.

La disposición de los recursos busca hacer frente no solo a la situación sanitaria, con la adquisición de más equipo médico y de bioseguridad, así como reactivos y apoyos ante la  recesión económica que vive el país.

Además, anunció que ha solicitado tres mil pruebas más al Gobierno Federal para identificar a personas contagiadas de Covid-19 a fin de aplicar reactivos y prevenir propagaciones

Pero de muy poco servirá todo esto si los ciudadanos no hacemos lo que nos corresponde que es cuidarnos, extremando las medidas y protegiendo a los demás.

¿Es mucho pedir?