Sin Censura / Resolución que pone a temblar 

Este jueves, el pleno de la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolverá el juicio para la protección de los derechos político-electorales, que promovieron 10 legisladores de Tlaxcala, que aseguran haber sido violentados en sus derechos por sus homólogos y por los líderes de cuatro partidos políticos.

Desde ahora podemos advertir que la resolución que emitan los magistrados federales, cual fuera esta, difícilmente logrará atemperar los ánimos entre los dos grupos de diputados que mantienen una lucha al interior de la LXIII Legislatura local y de paso, que tienen secuestrados los trabajos.

Por ejemplo, ayer, por segundo día consecutivo, los diputados no pudieron celebrar una sesión extraordinaria por la falta de acuerdos; la intención de un grupo de congresistas de destituir al director de Comunicación Social, David Rodríguez, ha elevado el nivel de confrontación.

Este jueves, pudiera darse el tercer intento infructuoso por sesionar. El grupo minoritario asegura que si va a la plenaria siempre y cuando se retire del orden del día el acuerdo por el cual se destituye al citado funcionario.

Sin embargo, la mirada de los diputados se centra ya en el posible fallo que emitan los magistrados electorales al resolver el expediente SCM-JDC-99/2020, que promovieron 10 diputados en contra del fallo del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) que declaró improcedente la queja que presentaron en contra de 13 de sus homólogos y cuatro líderes de partido

Recordar que los diputados demandantes, Leticia Hernández Pérez, Irma Yordana Garay Loredo, María del Rayo Netzáhuatl Ilhuicatzi, Laura Yamili Flores Lozano, Patricia Jaramillo García, María Félix Pluma Flores, Jesús Rolando Pérez Saavedra, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, Víctor Manuel Báez López, y José María Méndez Salgado, se quejan contra del ITE, pero en el fondo buscan fincar responsabilidades en contra de sus homólogos, quienes el pasado 28 de mayo, aprobaron una serie de movimientos en comisiones ordinarias, lo cual fue considerado por los afectados, como violencia política.

La denuncia también involucra a los dirigentes del PRI, Noé Rodríguez Roldán, del PVEM, Jaime Piñón Valdivia, Movimiento Ciudadano, Refugio Rivas Corona, del PEST, José Luis Garrido Cruz y al del PAN, José Gilberto Temoltzin Martínez.

Sin duda, el solo ver enlistado el juicio para la sesión del pleno de la Sala Ciudad de México ya puso a temblar a varios diputados, pues unos esperan recobrar algunas de las parcelas legislativas que les fueron quitadas y otros, confían en que no haya ninguna repercusión en lo ya actuado y mucho menos, en sus carreras políticas.

Si bien, la resolución que adopten los magistrados será impugnada por alguna de las partes, el sentido de la misma y sus alcances, podrían generar más años en los diputados, quienes, a pesar de esta situación, no aprenden.

Por el contrario, cada día que pasa actúan en contra sentido de un Parlamento y van de pifia en pifia, de omisión en omisión, que hasta puede caerse en excesos, los cuales, no dejan nada bueno a la presente legislatura, que en menos de un mes, empezará a sufrir la debacle de su presencia, pues su fin cada día estará más acerca.

La resolución que está por conocerse ya puso a temblar a varios e incluso, les aseguro, que a más dos les provocó insomnio.