Sin Censura / Padrecito metiche

Todo un metiche resultó el párroco de Santo Toribio Xicohtzinco, José Luis Ruiz, a quien de plano poco le valió su obligación de cumplir y hacer cumplir la ley de Dios, pues anda más interesado en lograr el reconocimiento de la nueva autoridad de ese municipio, que en velar por su rebaño de feligreses.
Al padrecito, muy activo en temas electorales, le valió nada pasarse por el arco del triunfo las consideradas sagradas escrituras, todo con tal de apuntalar y apoyar a su amigo, el perredista Luis Ángel Barroso Ramírez, quien habría ganado los comicios el pasado 6 de junio.
Al clérigo, por metiche, se le olvidó lo que reza el libro de Mateo, capítulo 22, versículos 15 al 22, que en pocas palabras, afirma: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.
Se metió en temas electorales, a pesar de que la Constitución lo prohíbe.
Ello porque, recientemente, se difundió uno de los sermones que les recetó a sus feligreses, allá en la Capilla del Valor, en donde arremetió en contra de aquellos inconformes con los resultados de la jornada electorales, que tomaron la presidencia municipal y cerraron la carretera federal Tlaxcala-Puebla.
En su perorata, el representante de la Grey Católica, incluso, prácticamente amagó con echar de la iglesia a los inconformes, al asegurar que ya no quiere ver a los quejosos en sus homilías.
“Yo los conozco a ustedes; muchos de ustedes estuvieron ahí en el micrófono hablando (en el plantón), en ese chismorreo que tienen, verdad. A muchos de ustedes lo oí hablando y vienen a misa, con qué cara vienen a misa, sí ya los conozco.
“Estás echando bronca allá ¿o no? y tienes una viga en tu ojo, te conozco, ya te conozco. A cada uno de los que hablaron le puedo decir sus verdades, de todos, les puede decir sus verdades, en qué andan y ya hablaron el micrófono. Cómo condenas a alguien si tú tienes una viga en tu ojo, qué no se dan cuenta de lo que están haciendo… a mí me pueden correr, qué no se dan cuenta lo que están haciendo, que de al tiro están muy sanos de sus ojos”.
Incluso, sentenció que a todos los que participaron en la protesta les puede decir sus verdades y en “en qué andan”, incluso a las mujeres les puede decir sobre sus amantes, “porque tienen un amante aquí y otro allá”.
Remató: “Por qué tanto chisme, la verdad gente de la iglesia que está allá, ya no la quiero ver que llegue a la iglesia, no la quiero ver, yo se lo digo, los voy a correr; cómo vienes a rezar y luego vas a maldecir allá (en esa manifestación), a ver dígame cómo qué cara llegas al altar primero estás maldiciendo a la gente, condenado a la gente y ya luego vienes a rezar con qué cara vienes; abusado eh”.
El padrecito resultó todo un metiche, pues son varias las veces, según ya tienen las denuncias, que el clérigo ha hecho activismo político, en especial, para apoyar a quien es el edil electo, quien por eso y otros aspectos más, ha sido impugnado.
De plano se le olvidó la sentencia bíblica “dad al César lo que es del César”.
Al margen
Sí, los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) admitieron que no ha realizado el pago salarial al total de los trabajadores eventuales que participaron antes, durante y después de la jornada electoral del pasado 6 de junio, como lo dimos a conocer en este espacio.
A través de la presidenta del organismo, Elizabeth Piedras Martínez, admitieron esta condición, pero aseguraron que se trata de un tema administrativo, que buscan cubrir a fin de cumplir con los requisitos legales en materia de fiscalización.
Es más, la funcionaria electoral aseguró que el ITE cuenta con los recursos presupuestados y en sus arcas, para hacer frente a sus obligaciones patronales, por lo que en los próximos días habrá liquidado a la totalidad de los cerca mil 500 trabajadores eventuales que fungieron como capacitadores auxiliares electorales, supervisores electorales, consejeros electorales municipales, distritales y en los diversos programas, como el de Resultados Electorales Preliminares (PREP), entre otros.
Son poco más de 1 millón de pesos que todavía están pendientes de cubrir como salarios a quienes fungieron como trabajadores eventuales del organismo en este proceso comicial.