Sin Censura / Nubarrones de corrupción

Nubarrones de corrupción se situaron en la sede del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET), en donde el magistrado Miguel Nava es señalado por presuntos actos ilegales a través de los cuales pretende obtener beneficios personales.
Desde su ponencia buscaría legitimar la elección de Zacualpan a cambio de posiciones en la nueva administración municipal de esa Comuna.
No es la primera vez que el magistrado Miguel Nava es imputado, por acción o por omisión, de incurrir en actos ilegales para sacar beneficios personales.
La semana pasada, los magistrados José Lumbreras y Claudia Salvador Ángel, frenaron el intento de Miguel Nava de soslayar diversas disposiciones legales y procedimentales en el juicio electoral instaurado por la elección de Zacualpan.
El jurista propuso el cierre de instrucción referente al expediente TET-JE-176/2021 y de paso, confirmar la elección de Leticia Pintor Padilla como alcaldesa de Zacualpan, sin agotar el principio de exhaustividad.
En esa elección resultó, que de la noche a la mañana, aparecieron 116 voto nulos más, en detrimento de la fórmula postulada por el partido Movimiento Ciudadano. De acuerdo con actas, los votos nulos eran 37, pero “aparecieron” un número mayor, al cerrar con 153, situación que no concuerda con diversas pruebas documentales.
Pese a ello, y a la cerrada diferencia que hay entre el primero y segundo lugar, Miguel Nava quiso e insiste que la triunfadora fue la candidata del PT.
Sin embargo, las nubes de la corrupción se arremolinan en el TET; existen, presuntamente, grabaciones en las que el magistrado Miguel Nava habría negociado con la candidata del PT y su equipo, espacios en la administración municipal a cambio de confirmar “ese triunfo” en los comicios del pasado 6 de junio.
No es ni una ni dos las grabaciones que las huestes del candidato de Movimiento Ciudadano, Isidro Nohpal García, estarían presentando en contra de Miguel Nava, pues aseguran que el magistrado ya tiene intereses en ese litigio pues busca beneficios personales.
De ser así, en muy mal sitio dejaría Miguel Nava al TET; visos de parcialidad e ilegalidad en el proceder de esa instancia jurisdiccional podrían afectar su credibilidad; cuántas resoluciones más pudieron haber sido negociadas por el señalado.
Parece que los magistrados Lumbreras y Salvador no están dispuestos a que eso ocurra; mientras los nubarrones siguen en la sede del Tribunal, en especial, para este día, porque habrán de resolver diversos juicios electorales respecto a la integración de ayuntamientos.
Al margen
Por desgracia, no es la primera vez que Miguel Nava está en el ojo del huracán. Meses atrás fue denunciado penalmente ante la Fiscalía Especializada en el Combate contra la Corrupción, pues le atribuyen conductas presumibles de delito.
La denuncia fue porque el jurista trató de cobrar al Tribunal Electoral de Tlaxcala, indebidamente y presuntamente, por medio de falsedad de declaraciones, el reembolso de 17 mil 760 pesos que pagó por la reparación del auto que el organismo le asignó.
Por estos hechos, recientemente, el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Eduardo Ramírez, mandató que se emita un informe sobre el estado que guarda la indagatoria promovida en contra del magistrado Miguel Nava por probables delitos durante su actividad jurisdiccional.
De ser procedente, puede ser destituido del cargo.