Sin Censura / Limpiar el chiquero

Limpiar el chiquero es lo que quiere hacer la bancada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), por lo que están dispuestos a renunciar a las decenas de becarios que tiene a su servicio y que poco o nada se sabe de su capacitación y mucho menos de su existencia en labores de oficina en el Congreso local.

Quieren limpiar su imagen de abusos y excesos, y todo porque algunos congresistas usaron el programa con fines distintos a los ideados por la presidencia de la República y lo convirtieron en un reducto para hacer estructuras electorales, políticas y hasta para hacer otros beneficios personales.

De concretarse esta pretensión, los 10 diputados de la bancada de Morena que gozan del privilegio de tener a sus becarios con cargo al erario federal –solo la diputada Mayra Vázquez Velázquez, de esta bancada, decidió no acceder  a ese privilegio- renunciarán a ese apoyo que otorga la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Sin embargo, la idea de la bancada morenista es que esta idea permee entre los integrantes de la LXIII Legislatura local y todos, los 20 diputados beneficiarios, repliquen esta acción u renuncien a los becarios.

De ser así, 136 jóvenes de entre 18 y 29 años estaría en problemas, en caso de que todos sí estuvieran en regla y de acuerdo con la normatividad del programa, porque se podrían quedar sin el centro de trabajo al que fueron adscritos.

Honestamente, no sé si la normatividad lo permita, pero por  la voracidad  de algunos, los paganos serán los jóvenes que están en estas condiciones, pero que cumplían a cabalidad con su quehacer, normatividad y hasta quizá, con una capacitación.

Pero no todo es malo, porque  aquellos que estaban destruyendo su futuro con acciones propias de la real fuerza aérea del Congreso local, -aviadores-, podrán recomponer su camino.

Además, algunos que eran utilizados como porros, operadores políticos, aplaudidores y demás, pero que hasta les pasaban la rasuradora a su beca –versiones que pululan, pero no contamos con las pruebas de por medio, hablan que algunos diputados o su personal, les quitaban parte de su beca para “fortalecer el proyecto político de los mentores-, ya podrán recomponer el camino y ahora sí, cumplir a cabalidad y gozar plenamente con el programa.

En caso de que prospere la propuesta morenista de renunciar a los becarios, la diputada Patricia Jaramillo dejaría de gozar de 11 becarios que tendría registrados ante la Secretaria del Trabajo y Previsión Social

También será perjudicado el ex priista Víctor Manuel Báez López, quien logró colocar a nueve pupilos de manera directa y a otros más de los 24 becarios registrados en la Secretaría Parlamentaria. Por cierto, una gran cantidad de ellos, presuntamente, los vieron echando porras en su informe del pasado jueves.

Otra de Morena que será afectada es  Ana Bertha Mastranzo Corona, pues tiene cinco becarios, mientras que Miguel Piedras tiene tres, en cambio Rafael Ortega y José María Méndez apuntaron a dos beneficiarios y  Lourdes Montiel, María del Rayo Netzáhuatl, Rolando Pérez y Ramiro Vivanco de Morena solo uno.

Todos ellos, al parecer, ya aprobaron el acuerdo de quedarse sin becarios y todo con la firme intención de limpiar el chiquero que habían hecho con el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro.

Veremos qué resuelven y si los otros 10 diputados que accedieron al programa acceden a la pretensión de Morena, pues de ser así, la medida deberá replicarse en las direcciones y áreas del Congreso local.

De ser así, literalmente, a volar los jóvenes, porque la plaza de aviación gubernamental habría llegado a su fin.

 Al margen:

Como bola de nieve crecen los problemas y las inconformidades, así como las pruebas de abusos cometidos al conjuro de las asignaciones millonarias disfrazadas de apoyos sociales de parte de integrantes de la LXIII Legislatura local.

En Texóloc y Natívitas suman más de 300 cabezas de ganado que habrían sido entregadas a poblaodres como parte del Fondo de Acciones para el Fortalecimiento al Campo 2019, que presuntamente tienen problemas de salubridad que ya pusieron en peligro los animales de los pequeños productores de esas demarcaciones.

Líderes de organizaciones integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) salieron ayer a denunciar ese hecho y otras anomalías más, como la distribución de semillas y agroquímicos de dudosa procedencia y sin certificar la calidad del mismo.

Ello pone en riesgo la producción agrícola y pecuaria del estado y todo, porque algunos vivales buscan sacar ganancia a todo lo que se mueva. Mercenarios de la sociedad.