Sin Censura / Líder miedoso

Por miedo o con la finalidad de seguir en el abuso, el líder del sindicato 7 de Mayo, Édgar Francisco Tlapale Ramírez no le quedó otra alternativa que liberar los cerca de 2 millones de pesos que tiene bajo su tutela –incluida una la flotilla vehicular – y que debió entregar a la base trabajadora como parte de sus derechos, pero no lo hizo.
Hábil para las ganancias financieras, Édgar Tlapale –quien está por vivir sus últimos días al frente del gremio de burócratas estatales-, vio frustradas sus intenciones de quedarse con todos esos recursos, pues antes de concluir la presente administración estatal, fue condicionado a entregar todos esos beneficios que no ha liberado.
Al menos es lo que se afirma.
So pretexto de la pandemia por Covid-19 que enfrenta Tlaxcala, México y el mundo, el líder sindical se jineteó los recursos y apoyos que los tres poderes del Estado le otorgan para el festejo del aniversario del sindicato 7 de Mayo correspondientes a las fiestas y regalos de los años 2020 y 2021.
En 2020 no liberó nada y tampoco lo hizo en su momento con los del presente ejercicio fiscal. Son millones de pesos que estaban bailando, pero parece que lo hacen en el peculio del representante sindical.
De acuerdo con la cláusula 28 del convenio laboral 2021, entre los tres poderes y el sindicato 7 de Mayo, la representación gremial debería recibir 335 mil 412 pesos “para el aniversario de la organización sindical, más otros apoyos consistentes en dos automóviles compactos nuevos, dos conjuntos musicales, arreglos florales, y mobiliario, asimismo, se entregarán 2 mil 150 despensas para los afiliados con un costo de 330 pesos”.
Ese mismo apartado obliga al Legislativo y al Judicial a otorgar otro apoyo financiero para dicha festividad, por 34 mil y 47 mil 613.50 pesos, respectivamente, y una despensa con un valor de 330 pesos por cada trabajador de base que tengan.
Habría que sumar cuatro motocicletas –dos otorgadas por cada uno de los poderes Legislativo y Judicial- que deben aportar para el aniversario del citado sindicato, además de otros regalos como pantallas, hornos, estufas y demás electrodomésticos y línea blanca.
Todo lo anterior solo es con respecto al convenio del año 2021, que sumado al del año anterior, que son similares beneficios y que tampoco repartió el hábil líder sindical, suman varios miles de pesos pendientes de entregar, casi dos millones de pesos, los cuales no han sido disfrutados por la clase trabajadora.
Pero como el miedo no anda en burro y seguro de que perderá todas las canonjías que gozó, Édgar Tlapale decidió convocar a su base trabajadora para entregar los recursos –o los que le quedan- a sus agremiados.
La cita es para este próximo viernes en la sede del sindicato para que el líder haga la rifa –aunque existen dudas ya sobre su ilegal proceder-, en donde reunirá a los trabajadores para hacer entrega de todos los apoyos que les corresponden por los aniversarios 64 y 65 del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes, Municipios y Organismos Descentralizados del estado de Tlaxcala 7 de Mayo.
Sin embargo, la reunión puede convertirse en caldo de cultivo para la pandemia por Covid-19, pues la sede no reúne las condiciones para que los trabajadores mantengan la sana distancia ni las condiciones sanitarias.
El señor no tiene un pelo de tonto y la medida solo obedece a que no quiere dejar pendientes por saldar con el arribo de nuevas autoridades estatales, legislativas y municipales, porque sabe que sus días están contados.