Sin Censura / Consummatum est

Consummatum est o todo está consumado; los acuerdos por los cuales, la mayoría de la LXIII Legislatura local, aprobaron reformar la integración de comisiones ordinarias y de la Junta de Coordinación y Concertación Política, gozan de plena vigencia.

La tarde de ayer fueron publicadas esas enmiendas en el Periódico Oficial del Gobierno del estado, con lo cual, quedan firmes los acuerdos aprobados el jueves de la semana pasada por los que se dio la reestructuración del máximo órgano político del Poder Legislativo y de las representaciones parlamentarias.

Así, la remoción de Irma Yordana Garay Ulloa como presidenta de la Junta y de otros diputados, como María del Rayo Netzáhuatl Ilhuicatzi, de la presidencia de la Comisión de de Finanzas y Fiscalización, , quedaron firmes.

No obstante, llama la atención en nivel de cabildeo llevado a cabo para concretar el proceso legislativo y darle celeridad para que fueron publicados esos dos acuerdos.

Ello porque que existen otros decretos pendientes de publicar, aprobados con anterioridad, como la nueva Ley de Educación Pública o bien, el decreto que contiene las reformas y adiciones a las leyes de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia; de Instituciones y Procedimientos Electorales; de Medios de Impugnación en Materia Electoral; de Partidos Políticos; orgánicas de la Institución del Ministerio Público y del Tribunal Electoral de Tlaxcala, el cual fue aprobado el mismo día que los acuerdos citados.

El primer acuerdo publicado establece que se reforma el punto Segundo del Acuerdo emitido por esta Soberanía en sesión de fecha 3 de septiembre de 2019, por el que se integró la Junta de Coordinación y Concertación Política, del segundo año de ejercicio legal de la LXIII Legislatura, para quedar como sigue: Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 64 y 65 párrafo segundo de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado, el Pleno del Congreso del Estado de Tlaxcala, ratifica como Presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, al ciudadano diputado Ramiro Vivanco Chedraui, para ejercer sus funciones por lo que resta del periodo del segundo año de ejercicio legal de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, a partir de la presente fecha.

El segundo acuerdo validado es la reforma el Punto Primero del Acuerdo de fecha 11 de septiembre de 2018, por el que se integran las comisiones ordinarias para la realización de los trabajos legislativos de la LXIII Legislatura del Congreso del estado, en el que destaca la remoción de la diputada Netzáhuatl Ilhuicatzi. y entre otros movimientos.

También destaca que, de conformidad con la publicación oficial, esos acuerdos fueron firmados por los secretarios de la mesa directiva que fungió en el segundo periodo de sesiones, como fueron los diputados de Morena Rolando Pérez Saavedra y Rafael Ortega Blancas, quienes en su momento no avalaron estos movimientos internos.

Mientras tanto, los cambios siguen al interior del Congreso y parece que algunos diputados quieren que estos sigan; ayer la dirigencia estatal del PAN, oficializó el arribo de Omar Milton López Avendaño a la coordinación de ese grupo parlamentario, con lo cual fue depuesta de esa posición su correligionaria Leticia Hernández

Esta medida ya había sido advertida por la propia diputada, quien el jueves pasado, desde tribuna, retó al presidente de su partido, José Gilberto Temoltzin, a demostrar que cualquier cambio al respecto no era por revancha por su impulso a la reforma sobre paridad de género y violencia política en contra de las mujeres.

“Les aseguro que me costará la coordinación del grupo parlamentario del PAN y reto a mi presidente que demuestre no me quita por esta reforma”, soltó desde tribuna y cinco días después, se cumple su vaticino.

Consummatum est; aunque este miércoles puede haber otro episodio de este culebrón, pues vendrán las reacciones y los procesos legales que a muchos les costarán dolores de cabeza.

 Al margen

La nueva normalidad social ante la pandemia trae otros problemas. La nueva realidad también nos agarra sin una debida preparación y mucho menos, con la conciencia que se requiere.

Las calles parecen vivir una romería. La gente salió y seguirá saliendo, pero sin las debidas medidas sanitarias.

Con ello, los números de infectados y muertos irán en aumento. El lunes se confirmaron 51 personas que resultaron positivas al coronavirus aquí en Tlaxcala.

La “cosa” no se ha aplanado y todo parece que en esta normalidad ganará el virus.

Esta realidad dejó ayer una muestra de sus desbastador poder con la confirmación del fallecimiento del quinto regidor y del presidente de la Sección Tercera del municipio de Mazatecochco, Nicasio Ramírez Calvario y Juan Muñoz Maravilla, respectivamente, respectivamente, quienes presuntamente murieron por Covid-19.

La muerte de ambos funcionarios se oficializa 17 días de que el alcalde José Esteban Cortés también perdiera la vida por este virus

El quinto regidor, Ramírez Calvario perdió la vida en las primeras horas del martes en un nosocomio de la ciudad de Puebla por “neumonía atípica”.

El presidente de la Sección Tercera de Mazatecochco, Juan Muñoz Maravilla también murió en Puebla y sobre el deceso pesa la sospecha de que fue por coronavirus.

La situación está difícil, tanto en lo económico, lo social, la seguridad y desde luego en la salud.