Jueves Taurinos / Riesgo en Huamantla

La semana pasada el presidente municipal de Huamantla, Jorge Sánchez Jasso, dio a conocer que en función del avance de la pandemia provocada por el Covid-19, se estaría evaluando la posibilidad de mantener o no la edición 2020 de la tradicional feria de ese Pueblo Mágico.

De acuerdo con información que publicó un medio de comunicación local, el alcalde huamantleco señaló que, “hasta en tanto no existan indicaciones para mantener la cuarentena hasta julio, la fecha de la feria anual aún está firme.”

Hay que recordar que la feria de Huamantla es uno de los escaparates turísticos, culturales y taurinos más importantes del estado de Tlaxcala, por lo que su cancelación o aplazamiento pudiera generar pérdidas económicas para el sector y para ese municipio en el que, gran parte de su economía gira en torno a esos festejos.

Sin embargo, hay que hacer énfasis en el tema taurino, pues sin duda es uno de los aspectos por los que se distingue el municipio de Huamantla y que, a propósito de su feria, realiza festejos multitudinarios, uno de ellos de trascendencia internacional: la Huamantlada.

Y por eso es que saltan las preguntas relacionadas con la pandemia, pues si bien aún faltan poco más de tres meses para que pueda desarrollarse la feria de Huamantla, habrá que analizar si las medidas restrictivas ya se habrán relajado para entonces.

Todo parece indicar que sí, sin embargo, las autoridades deberán analizar el contexto internacional, nacional y local para advertir si la feria de Huamantla va, o bien, se pospone o simple y sencillamente se espera para la edición 2021.

No hay que ser pesimistas, sin embargo, sí hay que ser realistas en términos de la emergencia que estamos viviendo como sociedad y que un simple contagio pudiera derivar en muchos más.

Lo estamos viendo hoy en día en que el estado de Tlaxcala se encuentra ya como uno de los diez primeros en todo el país con mayor número de casos y en términos de la tasa por cada 100 mil habitantes.

La situación que nos ocupa como sociedad es sumamente delicada, pues se espera que esta semana sea una de las más delicadas con respecto a los contagios entre la población.

Y como ya hemos venido advirtiendo, mientras no exista una vacuna o un tratamiento eficaz para esa enfermedad, el riesgo seguirá latente lo mismo en las calles, que en los centros comerciales, oficinas, negocios y desde luego, en espectáculos públicos como la fiesta de toros.

Aún queda tiempo para la llegada de agosto, sin embargo, no sería descabellada la idea de cancelar definitivamente para este año la gigantesca capea como la que representa la Huamantlada, y analizar la posibilidad, incluso, de reducir el aforo para las corridas de toros que pudieran ofrecerse para este año, por ejemplo, en la Corrida de las Luces que reúne a una gran cantidad de personas en cada edición.

Peligro en España

Como si los embates a la fiesta brava de los últimos años no fueran suficientes, ahora en Europa nuevamente retumba el fantasma de la prohibición. Y es que, en España, ni más ni menos, el vicepresidente de aquel gobierno revivió el tema de la posibilidad de abolir las corridas de toros en la península.

Se trata de Pablo Iglesias, quien, a través de recientes declaraciones, se pronunció a favor de que el espectáculo taurino en aquel país sea sometido a una consulta popular para decidir su permanencia o abolición.

Qué ocurriría con la fiesta brava española y cómo trascendería en aquellos países que la practican, el hecho de que pudiera ser borrada de un plumazo en la llamada “madre patria”.

Qué pasaría con sus toreros, con sus toros, con sus empresas; qué pasaría con México y sus ya de por sí intentonas de querer suprimir el espectáculo taurino.

Recordemos que no hace mucho, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dejó abierta la posibilidad de que la permanencia del espectáculo taurino pudiera ser sometida a una de sus controversiales consultas populares.

De concretarse la medida en España, consideramos que pudiera generarse un impacto en cadena que iría desde lo social de aquellos defensores de los animales, pero también de los directamente involucrados en la fiesta brava.

Apuesta

Vaya compromiso el que se ha echado a cuestas la empresa Tauro Espectáculos en Tijuana, Baja California, pues recientemente anunciaron la próxima apertura del “Nuevo Toreo de Tijuana” que tendrá un aforo para siete mil espectadores.

Y es que a propósito de los riesgos que corre la fiesta brava, siguen surgiendo entusiastas empresarios que defienden, promueven y difunden el espectáculo no únicamente como un negocio, porque en sí lo es, pero también como una fuente de cultura, entretenimiento y arte en nuestro país.

La empresa solo espera el reinicio de las actividades para que, en próximas fechas, puedan presentar el cartel inaugural para la sede tijuanense.