En línea con la Transparencia / ¿Qué alcances tendrá la verificación de cumplimiento de las obligaciones de transparencia 2021?

En el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala (IAIP), estamos a punto de culminar el procedimiento de verificación de cumplimiento de las obligaciones que, en materia de transparencia, deben cumplir los sujetos obligados.
Lo anterior con la finalidad de que el Instituto cumplacon lo que marca la Ley y cuente con un diagnóstico sobre el grado de cumplimiento de los sujetos obligados y, por otra, que los sujetos obligadosidentifiquen áreas de oportunidad y puedan generar certeza y confianza a la sociedad.
Esto, con base en el artículo 53 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Tlaxcala, que establece que los sujetos obligados tienen la obligación de poner a disposición de los particulares la información a que se refiere este Título en los sitios de Internet a su cargo y a través de la Plataforma Nacional, en consecuencia, el artículo 77de la Ley en comento señala que el Instituto vigilará que las obligaciones de transparencia que publiquen los sujetos obligados cumplan con lo dispuesto en los artículos 63 al 75 de esta Ley y demás disposiciones aplicables.
Por ello, de acuerdo a lo estipulado por el artículo 78del mismo ordenamiento, las acciones de vigilancia se realizarán a través de la verificación virtual y estavigilancia surgirá de los resultados de la verificación que se lleve a cabo de manera oficiosa por el Instituto al portal de Internet de los sujetos obligados o de la Plataforma Nacional, ya sea de forma aleatoria o muestral y periódica.
Omisión, provoca desconfianza de la sociedad
Como ya es casi una costumbre, los índices de cumplimiento no son lo que todos, órgano garante y sociedad en general, desearíamos, es decir, gran parte de los sujetos obligados sigue siendo omisos e ignorando la Ley en la materia.
Tal pareciera que cumplir con dichas obligaciones fuera una graciosa concesión que ellos hacen a los ciudadanos o al propio Instituto, sin embargo, su omisión -parcial o total-, lo que provoca es incertidumbre y desconfianza por parte de la sociedad. De facto, fortalecen la creencia de que el servicio público está ligado a la falta de honestidad de quienes lo desempeñan e, incluso, con posibles actos de corrupción.
Para que la sociedad y los medios de comunicación conozcan, no sólo los resultados sino el procedimiento completo y la metodología utilizada para llevar a cabo dicho procedimiento, en próximos días estaremos publicando en la página de internet del Instituto el documento completo.
Necesario identificar áreas de oportunidad en transparencia
Sin embargo, en el Consejo General, más allá de calificar o señalar a las administraciones que ya han terminado sus respectivos periodos, consideramos importante ofrecer, a través de dichos resultados, una opción que represente para las nuevas administraciones, ahora ya en funciones, una base que les permita identificar áreas de oportunidad y, ojalá, un ferviente deseo y disposición plena de brindar certeza a la sociedad a través del cumplimiento de dichas obligaciones.
Para ello, en el IAIP Tlaxcala, tenemos trazada la ruta de una estrategia que nos permita que las nuevas autoridades nos conozcan, nos visualicen y nos consideren, por lo que estaremos recorriendo los 60 municipios entrevistándonos con los nuevos presidentes municipales, con la finalidad no sólo de presentarnos y concientizarlos de su responsabilidad,sino de poner a su alcance las herramientas que les permitan hacer las cosas de manera diferente a sus antecesores, apegándose estrictamente al marco legal vigente y pediremos, en suma, que su mensaje de campaña en el que la transparencia y la rendición de cuentas fueron la base, se vuelva ahora una realidad y sean estos los ejes en los que se base su actuación a fin de optimizar su desempeño. Lo mismo haremos con los titulares de las distintas dependencias del Gobierno estatal y el Congreso del Estado.
En el órgano garante tenemos confianza de que podemos encontrar en las nuevas autoridades disposición y compromiso para adoptar a la transparencia, la rendición de cuentas, el gobierno abierto, la protección de los datos personales y la cultura archivística, como pilares de su labor como servidores públicos y que, al mismo tiempo, los legitimen y se vuelvan herramientas que permitan devolver la confianza a la sociedad en los gobiernos y las autoridades.