Caleidoscopio / Muy noble y muy leal ciudad de Tlaxcala

En octubre de este año celebramos 494 años de la fundación de la ciudad de Tlaxcala, hecho que fue el resultado de la consolidación de la alianza española con los cuatro señoríos tlaxcaltecas.
El 3 de octubre de 1525, el Papa Clemente VII ordenó la fundación de la ciudad novohispana de Tlaxcala convirtiéndola en provincia de la Nueva España, manteniendo los privilegios otorgados durante la alianza.
La ciudad de Tlaxcala deriva del náhuatl Tlaxcallan que significa «despeñadero» o «tierra del maíz» aludiendo al significado del jeroglífico con la que lo representan que son dos manos haciendo una tortilla; durante los inicios de su fundación se llamó Tlaxcala de Nuestra Señora de la Asunción o Santa María de la Nueva Tlaxcala, actualmente es la ciudad Tlaxcala de Xicohténcatl.
La ciudad capital guarda tesoros históricos del origen de nuestra cultura como nación ya que en Tlaxcala inició la evangelización al catolicismo, se inició una vida política con diferente orden al conocido entre las tribus indígenas y también es el origen de una nueva forma de vida en lo que años más tarde sería México.
El 22 de abril de 1535 el emperador Carlos V concedió el Escudo de armas de la Leal Ciudad de Tlaxcala, la ciudad fue trazada por frailes franciscanos con autorización del virrey de Mendoza, la urbanización inició en 1536 cuando los frailes decidieron cambiar su lugar de residencia desde San Francisco Cuitlixco en Ocotelulco hacia el nuevo territorio destinado a la ciudad por el lado sur del río Zahuapan, de esta manera la ciudad pasó a ser el centro del poder de la provincia restando importancia a las cabeceras indígenas.
El escudo de armas de Tlaxcala contiene el siguiente significado, el castillo de oro sobre rojo representa la sangre derramada en los campos de batalla durante la llamada Reconquista española, como imagen principal del escudo de Tlaxcala, representa a dicha ciudad como una nueva Castilla, vencedora de los mexicas durante la Conquista. El águila negra sobre oro es la imagen heráldica del Sacro Imperio Romano Germánico y, por tanto, representación del emperador Carlos V, que concedió el escudo. La orla de plata representa la fe católica, que los tlaxcaltecas habrían abrazado sin oposición. Las iniciales corresponden a las de los nombres latinizados de la reina Juana de Castilla, el emperador Carlos V y el entonces príncipe Felipe. Las dos coronas representan a la reina Juana, titular de la Corona castellana, y a Carlos V como cotitular de la misma Corona. Las palmas son símbolo de victoria, en este caso sobre los mexicas, finalmente evocando los símbolos prehispánicos de victoria, los cráneos representan a los mexicas muertos durante la toma de Tenochtitlan en 1521.
En 1549, el cabildo de Tlaxcala ordenó “la construcción de la ciudad de Tlaxcala” con la ayuda de constructores indígenas de toda la provincia para erigir los portales y la plaza, en ese mismo año se ordenó construir una “Casa Real, Tecpancalli” como casa del gobernador y españoles.
Con el paso de los años y el desarrollo económico, político y social, Tlaxcala fue creciendo hasta conformar la ciudad que hoy conocemos la cual conserva celosamente su historia prehispánica y colonial al tiempo que evoluciona con la modernidad, caminar en el centro de Tlaxcala es caminar entre historia y tradición, el primer cuadro de la ciudad más que riqueza arquitectónica representa la austeridad con la que los franciscanos fincaron la ciudad de la que surgió toda una nación.
Recomendación este fin de semana se realizarán diversas actividades con motivo dde los festejos de la fundación de Tlaxcala:
14:00 horas Muestra Gastronómica Tlaxcalteca – Salón Joaquín Cisneros del Centro Expositor
19:00 horas Presentación del Grupo Elefante – Plaza de la Constitución