Caleidoscopio / Casa literaria

En la historia de la humanidad la prueba por excelencia de nuestro paso por la tierra ha sido la palabra escrita, documentos como testamentos, constituciones, edictos, leyes, cartas, mandatos y todo documento escrito representa un valor invaluable como prueba tangible y fehaciente de la verdad histórica.

La lengua escrita en sus diferentes formas surge de la imaginación de mentes creativas que nos llevan a vivir e ir más allá del papel y la tinta, nuestra imaginación nos lleva a mundos desconocidos, pero también la escritura es, para muchos, el mejor canal para expresar nuestros sentimientos y plasmarlos, la escritura es una extensión de nosotros que perdurará en la historia conservando los sentimientos que la envuelven.

En nuestro país se han desarrollado escritores de reconocimiento internacional por la riqueza de sus ideas, el siglo XX fue época clave en la que surgieron diferentes escuelas y vertientes literarias, dentro de las plumas más brillantes destacan Sor Juana Inés de la Cruz, Octavio Paz, Juan Rulfo, Jaime Sabines, Rosario Castellanos y un listado de mentes brillantes que nos han heredado riqueza literaria.

En Tlaxcala destaca Miguel Nicolás Lira Álvarez, parte importante de ese grupo de talentosos escritores mexicanos, quien formó parte del grupo de amigos de preparatoria conocido como «Los Cachuchas» del cual también Frida Kahlo formaba parte.

En el centro de la capital de Tlaxcala, se encuentra el museo Miguel N. Lira, una casona de finales del sigo XIX que guarda la tendencia arquitectónica de la época con patio central, jardines, fuente y espacios familiares amplios, edificio conocido las últimas décadas como la «La casa de Miguel N. Lira» llamada así porque los primeros trabajos de memoria impresa del estado los realizó en este edificio.

El objetivo principal del Museo Miguel N. Lira es preservar el patrimonio literario heredado por el autor tlaxcalteca quien se consagró como poeta, novelista, escritor, editorialista, autor de corridos e incluso guionista, la obra más destacada que llegó a la pantalla grande fue «La Escondida» sin embargo en el museo que lleva su nombre se puede conocer obras literarias de gran valor, la poesía fue un género que consiguió convertir la época de la Revolución Mexicana en un tema lírico.

En la exposición permanente del museo se pueden apreciar las cartas que se enviaba con «su hermanita» como se apodaban de cariño Frida Kahlo así como también las revistas que editó en donde se pueden apreciar postales de Tlaxcala, estas revistas son un antecedente de arte editorial en nuestro estado.

Recorrer el museo Miguel N. Lira permite también conocer de forma íntima al escritor ya que conserva, además de su obra, objetos de la vida personal del poeta, dibujos, fotografías y herramientas de trabajo de sus profesiones como escritor, abogado y editor.

La creatividad de Miguel N. Lira está incluida en la museografia del recinto haciendo del recorrido una visita amena ya que la «Muñeca Pastillita» debutante del teatro guiñol y obra de Angelina Beloff, es la anfitriona del recinto quien a través de imágenes, videos y audio interpreta y da voz a personajes y pasajes literarios de nuestro poeta por lo que el recorrido resulta de gran entretenimiento para todo el ipúblico.

El museo se puede visitar de Lunes a Domingo de 10-17 horas, hay descuento especial para maestros, niños y adultos mayores, los días domingo la entrada es gratuita.

Recomendación: Este viernes se inauguró la exposición temporal «El Ferrocarril en Tlaxcala 150 Años» un paseo para conocer, espacios, objetos y momentos de la vida rielera en el estado, esta exposición estará hasta finales de octubre.

Sigue el Museo Miguel N. Lira en Facebook: Museo Miguel N. Lira Oficial