Los puntos oscuros de la investigación sobre Debanhi Escobar

(El País).- Debanhi Escobar desapareció la madrugada del 9 de abril, después de dejar una fiesta a la que asistió con unas amigas y subir a un taxi. La última pista de su teléfono celular la ubicó por última vez entre el motel Nueva Castilla y una empresa de transportes en el kilómetro 15,5 de la carretera de Monterrey a Nuevo Laredo. La familia pronto se agarró a esas evidencias para buscar a la joven. Una foto, que supuestamente tomó el taxista muestra a la mujer en la carretera, sola. El lugar, los videos, la situación con el taxista y la búsqueda son algunos de los puntos con menos información sobre este asunto.

El punto donde se pierde la pista de Debanhi es un tramo de carretera en el que se ubican un motel, de aspecto cerrado, pero que opera con normalidad, y una empresa de transportes. Ambos tienen cámaras de grabación, pero las del motel graban en tiempo real, pero no guardan las imágenes, según la fiscalía. Los videos de la empresa de transporte, sin embargo, existen, pero dice la familia que se ven mal y que hay algunos momentos sin imagen. La fiscalía dice que se ha interrogado a 70 personas, cabe pensar que los trabajadores del motel son algunos de ellos, y que se han analizado hasta 120 videos.

El motel está cercado por una pared amarilla. Y tanto el edificio como sus alrededores fueron revisados por los agentes hasta en cuatro ocasiones. A la quinta apareció el cuerpo en una cisterna a ras de suelo con algunos metros de agua en el fondo. ¿Cómo es posible que después de cuatro búsquedas no se hubiera inspeccionado con rigor esa cisterna, que está a unos metros del motel? La familia se pregunta si realmente estaba allí el cuerpo desde el principio o ha sido colocado después. Los grupos de ciudadanos que se organizaron para buscar revisaron otros pozos a más de 50 kilómetros del lugar. Si estaba allí desde el principio, ¿por qué no lo encontraron los agentes en sus primeros cateos?

La imagen de Debanhi sola en la carretera, con un top blanco, una falta marrón larga, zapatillas tipo Converse y el cubrebocas puesto, es uno de los grandes misterios desde el principio. ¿Fue el taxista que la trasladaba supuestamente hasta su casa después de que decidiera dejar la fiesta quien tomó la imagen? ¿Por qué lo hizo? Medios locales dicen que fue para demostrar que la muchacha se bajó por voluntad propia del taxi. La familia, sin embargo, ha comunicado que hay videos que maneja la fiscalía donde se ve al conductor alargar el brazo para tocar los pechos de la joven. El padre cree que ese “acoso sexual” fue el detonante de que bajara del taxi y, finalmente, de su muerte. La fiscalía de Nuevo Léon, sin embargo, ha interrogado al chofer, de quien dicen que su actitud es plenamente colaborativa: “Ha colaborado mucho. No hay nada absolutamente nada en los análisis”. El ministerio público afirma que una vez revisado el coche no han encontrado absolutamente nada. El hombre está en libertad. Se desconoce a qué plataforma de transporte privado estaba adscrito el taxi, pero sí se sabe que fue a recoger a la muchacha a la fiesta a título particular por intermediación de las amigas.

La autopsia de la joven está prevista para este sábado, pero el gobernador de Nuevo León, Samuel García, se ha comprometido a acompañar a la familia a los servicios forenses para tratar de agilizar esos trámites y poder, finalmente, enterrar a la mujer cuanto antes.

https://elpais.com/mexico/2022-04-22/los-puntos-oscuros-de-la-investigacion-sobre-debanhi-escobar.html