Todo listo para el lanzamiento del satélite Sentinel 6, centinela de los océanos

Foto: NASA/JPL-Caltech

Este sábado 21 de noviembre, el satélite de observación de la Tierra más avanzado del mundo se lanzará desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California. En una asociación histórica entre los Estados Unidos y Europa, el satélite Sentinel-6 Michael Freilich iniciará una misión de cinco años y medio para recopilar datos precisos sobre el nivel del mar y cómo nuestros océanos están aumentando en respuesta al cambio climático. La misión también recolectará datos precisos de temperatura y humedad atmosféricas que ayudarán a optimizar pronósticos meteorológicos y modelos climáticos.

El satélite lleva el nombre del Dr. Michael Freilich, ex-director de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA y un incansable defensor del progreso en las mediciones satelitales del océano. El Sentinel-6 Michael Freilich se erige sobre en el patrimonio de la misión Sentinel-3 Copérnico de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés), así como el patrimonio y legado de los satélites de observación del nivel del mar TOPEX/Poseidón y Jason-1, 2 y 3. Jason-3, lanzado en 2016, continúa proporcionando datos a una serie temporal que inició con las observaciones del TOPEX/Poseidón en 1992.

En los últimos 30 años, los datos de estos satélites se han convertido en el estándar de rigor en los estudios del nivel del mar desde el espacio. El gemelo de Sentinel-6 Michael Freilich, Sentinel-6B, está programado para lanzarse en el 2025 y continuar las mediciones durante al menos otra media década.

Lee también: Proyectos de la UNAM van al espacio, la máxima casa de estudios colabora con la NASA

“Este registro continuo de observaciones es esencial para determinar el aumento del nivel del mar y entender los factores que contribuyen a ello”, explicó Karen St. Germain, directora de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA. “Con Sentinel-6 Michael Freilich, garantizamos que esas mediciones avancen tanto en número como en precisión. Esta misión honra a un científico y líder excepcional, y continuará el legado de Mike de avances en los estudios oceánicos”.

Entonces, ¿cómo hará Sentinel-6 Michael Freilich para ampliar nuestro conocimiento del océano y el clima? Aquí presentamos cinco cosas que debes saber:

1. El satélite proporcionará información que ayudará a los científicos a entender cómo el cambio climático está modificando las costas de la Tierra y cómo de rápido está ocurriendo.

Los océanos y la atmósfera de la Tierra están inextricablemente conectados. Los océanos absorben más del 90% del calor atrapado en la Tierra por el incremento de los gases de efecto invernadero, lo que hace que el agua de mar se expanda. En la actualidad, esta expansión representa alrededor de un tercio del aumento del nivel del mar, mientras que el agua proveniente del deshielo de glaciares y casquetes representa el resto.

El ritmo al que aumentan los océanos se ha acelerado en las últimas dos décadas, y los científicos estiman que se acelerará aún más en los próximos años. El aumento del nivel del mar modificará las costas y aumentará las inundaciones causadas por mareas y tormentas. Para mejorar la comprensión de cómo el ascenso de los mares impactará a la humanidad, los científicos requieren de largos registros climáticos, algo que Sentinel-6 Michael Freilich ayudará a proporcionar.

“Sentinel-6 Michael Freilich es un hito para las mediciones del nivel del mar”, aseguró Josh Willis, científico del proyecto del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, que administra las contribuciones de la NASA a la misión. “Es la primera vez que hemos logrado desarrollar múltiples satélites que abarcan una década completa, reconociendo que el cambio climático y el aumento del nivel del mar son una tendencia permanente”.

2. El satélite verá cosas que las anteriores misiones sobre el nivel del mar no lograron observar.

En su vigilancia del nivel del mar desde 2001, la serie de satélites Jason ha sido capaz de monitorear grandes características oceánicas como la Corriente del Golfo y fenómenos meteorológicos como El Niño y La Niña que se extienden a lo largo de miles de kilómetros.

Sin embargo, el registro de variaciones menores del nivel del mar cerca de áreas costeras, que pueden afectar la navegación de los buques y la pesca comercial, ha permanecido fuera de su capacidad.

Sentinel-6 Michael Freilich recolectará mediciones a mayor resolución. Además, incluirá nueva tecnología con el instrumento Radiómetro Avanzado de Microondas (AMR-C por sus siglas en inglés) que, junto con el altímetro de radar de la misión Poseidón-4, permitirá a los investigadores estudiar características oceánicas más pequeñas y complicadas, especialmente cerca de las costas.

3. Sentinel-6 Michael Freilich se basa en una exitosa asociación entre los Estados Unidos y Europa.

Sentinel-6 Michael Freilich es el primer esfuerzo conjunto de la NASA y la ESA en una misión satelital de ciencias de la Tierra, y establece la primera participación internacional en Copérnico, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea. Continuando así la larga tradición de cooperación entre la NASA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) y sus socios europeos, incluidos la ESA, la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT por sus siglas en inglés), y el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES).

La colaboración internacional permite acceder a una reserva de recursos y conocimientos científicos más amplia de la que se dispondría por separado. Los científicos han publicado miles de artículos académicos utilizando datos del nivel del mar recopilados por la serie de misiones satelitales estadounidenses-europeas que iniciaron en 1992 con el lanzamiento del TOPEX/Poseidón.

4. Al ampliar el registro de datos de temperatura atmosférica global, la misión ayudará a los científicos a mejorar su comprensión de cómo está cambiando el clima de la Tierra.

El cambio climático no sólo afecta a los océanos y a la superficie de la Tierra; además afecta a todos los niveles de la atmósfera, desde la troposfera hasta la estratosfera. Un instrumento científico en el Sentinel-6 Michael Freilich utiliza una técnica llamada radio ocultación para medir las propiedades físicas de la atmósfera de la Tierra.

El Sistema Global de Navegación por Satélite de Radio Ocultación (GNSS-RO por sus siglas en inglés), es un instrumento que rastrea las señales de radio de otros satélites de navegación que orbitan la Tierra. Cuando un satélite cae por debajo (o se eleva por encima) del horizonte desde la perspectiva del Sentinel-6 Michael Freilich, su señal de radio pasa a través de la atmósfera. Al hacerlo, la señal se ralentiza, su frecuencia cambia, y su trayectoria se dobla. Este efecto, denominado refracción, puede ser utilizado por los científicos para ponderar cambios diminutos en la densidad, temperatura y contenido de humedad de la atmósfera.

Cuando los investigadores añadan esta información a los datos existentes de instrumentos similares que en la actualidad orbitan en el espacio, podrán comprender mejor cómo está cambiando el clima de la Tierra con el tiempo.

“Al igual que las mediciones a largo plazo del nivel del mar, también necesitamos mediciones a largo plazo de nuestra atmósfera cambiante para entender mejor todos los impactos del cambio climático”, señaló Chi Ao, científico del instrumento GNSS-RO en el JPL. “La radio ocultación es una forma maravillosamente precisa y exacta de hacer eso”.

5. Sentinel-6 Michael Freilich ayudará a refinar los pronósticos meteorológicos proporcionando a los meteorólogos información sobre la temperatura y la humedad atmosféricas.

El altímetro de radar del satélite recopilará mediciones de las condiciones de la superficie del mar, incluida la altura de olas significativas, y los datos medidos por el instrumento GNSS-RO complementarán las observaciones de la atmósfera. La combinación de estas mediciones aportará a los meteorólogos más información para refinar sus pronósticos. Además, la información sobre la temperatura y humedad de la atmósfera, así como la temperatura superficial del océano, permitirá a optimizar los modelos de formación y evolución de los huracanes.

Más información sobre la misión:
El par de satélites Sentinel-6/Jason-CS está siendo desarrollado conjuntamente por las agencias ESA, EUMETSAT, NASA y NOAA, con apoyo financiero de la Comisión Europea y apoyo técnico del CNES.
JPL desarrolló tres instrumentos científicos para cada satélite Sentinel-6: el AMR-C, el GNSS-RO y el Conjunto de Retrorreflectores Láser. La NASA también contribuye con los servicios de lanzamiento, sistemas terrestres de apoyo al funcionamiento de los instrumentos científicos de la NASA, procesamiento de datos científicos de dos de esos instrumentos y apoyo al equipo científico internacional para la topografía de superficie oceánica.