Antes de la danza: Una historia ilustrada con George R.R. Martin | La casa del dragón | HBO Max

En medio del calor extremo, la sequía y los incendios forestales, muchas partes del mundo acababan de experimentar uno de los tres julios más cálidos registrados, dijo el martes la Organización Metereológica Mundial.

Las temperaturas en gran parte de Europa estuvieron cerca de 0,4 grados centígrados por encima del promedio de los años 1991-2020. Debido a una intensa ola de calor a mediados de julio, las regiones del suroeste y el oeste de Europa fueron las regiones más altas del promedio.

“Esto a pesar de que el evento de la Niña pretende tener una influencia refrescante”, explicó la portavoz de la Organización, Claire Nullis. «Vimos esto en algunos lugares, pero no a nivel mundial», agregó.

Nullis explicó que el de 2002 fue «uno de los tres julios registrados como más cálidos; un poco por debajo del que se vivió en 2019 y algo más cálido que el 2016, aunque la diferencia es demasiado estrecha para poder determinarla”.

Temperaturas récord
Portugal, el oeste de Francia e Irlanda rompieron récords, mientras que el Reino Unido alcanzó por primera vez en su historia conocida los 40 grados.

Gales y Escocia también batieron récords nacionales de temperaturas máximas diarias.

España a su vez registró su mes de julio más cálido, con una temperatura nacional promedio de 25,6 grados y una ola de calor que fue desde el 8 de julio hasta al 26, siendo esta la ola de calor registrada más intensa y duradera.

Usando datos del Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Comisión Europea, la agencia meteorológica de la ONU confirmó que Europa tuvo su sexto julio más cálido.

El calor se desplazó hacia el norte y el este, marcando temperaturas muy elevadas en otros países, como Alemania y partes de Escandinavia, con récords locales de julio y de todos los tiempos en varias localidades de Suecia.

Anomalías de temperatura
Al mismo tiempo, desde el Cuerno de África hasta el sur de la India, y gran parte de Asia central hasta la mayor parte de Australia experimentaron temperaturas inferiores a la media.

También dominaban esas temperaturas una franja de territorio que se extendía desde Islandia, pasando por Escandinavia y los países bálticos, hasta el Mar Caspio.

Además, las temperaturas en Georgia y gran parte de Turquía estuvieron generalmente por debajo del promedio.