Alemania regresa al carbón para no depender del gas ruso | DW